Historial de la revista

Como todo proyecto, Historia y Grafía nace de una “ilusión”. Durante el año de 1991 un grupo del Departamento de Historia de la Universidad Iberoamericana se reunión, en varias ocasiones, para discutir sobre este proyecto. Poco a poco la “ilusión” fue adquiriendo “existencia”. Primero se  definió la política editorial, en segundo momento su diseño material y, por último, el nombre de la revista. 

El nombre gira en torno al título de un libro de Michel de CerteauLa escritura de la historia. Hay que tomar en cuenta que a inicios de los años noventa era desconocida, en México y también en muchos otros países, la obra de este jesuita. En esa fecha nadie podía imaginar que la obra certaliana adquiriría gran relevancia en el medio de la ciencias sociales. Quizás por ese motivo paso desapercibido el quiño que se hacía al texto de Michel de Certeau. Algo que ayudó a que se revelara el significado de Historia y Grafía fue la publicación, por el Departamento de Historia, de la obra central de Michel de Certeau. Aún más, el primer número de la revista está dedicado a Michel de Certeau. Ese primer número ve la luz en 1993. Veinte años después el número cuarenta retorna a la obra de este jesuita singular. 

Toda revista es el resultado de un colectivo, en este caso fue el claustro de profesores del Departamento. Las reuniones periódicas del Consejo editorial fueron definiendo con más precisión la política académica de la misma. En el fondo se trataba de “hacer historia” reflexionado sobre “ella”. La pregunta que sirvió de hilo conductor fue la siguiente: “¿qué hace el historiador cuando hace historia?” Se buscaba historizar la propia escritura de la historia. Este esfuerzo por historizar la propia historia llevó a que la revista fuera un faro de los cambios que se han dado en la historiografía en estas dos décadas. 

De 1993 al momento actual la revista ha transitado de la teoría de la historia hasta la historia política pasando por la historia cultura, la historia social, la historia intelectual, etc. Con respecto a las formas literarias hemos pasado del ensayo a la entrevista, pasando por el debate, el análisis del cine, la reflexión sobre la literatura, etc. A lo largo de estos años han escrito en la revista tanto autores nacionales como extranjeros. 

A más de veinte años Historia y Grafía seguirá reflexionando sobre la historia de la historia con la finalidad de desautomatizar nuestra práctica. Como señala Michel de Certeau en La escritura de la historia, “Endeudado con la experiencia que he adquirido, yo quisiera rendir homenaje a la escritura de la historia”.